domingo, 25 de julio de 2010

Tragedia en un festival, en Alemania

DUISBURGO.- Por lo menos 18 personas murieron aplastadas por una avalancha humana y más de 100 resultaron heridas, diez de ellas de gravedad, durante la Love Parade, una tradicional fiesta de música electrónica alemana que en su edición de este año reunió a más de 1.400.000 personas en la ciudad de Duisburgo.
La tragedia se desencadenó en un túnel debajo de una autopista que llevaba a los antiguos terrenos del ferrocarril, donde se realizaba el evento. Una multitud comenzó a amontonarse y muchas personas cayeron y fueron pisoteadas por la multitud que pugnaba por ingresar en el lugar.
De acuerdo con los organizadores, 1,4 millones de personas participaban en el acontecimiento anual organizado para celebrar la música electrónica.
"La tragedia estaba programada. ¿Cómo pudieron habilitar como acceso un solo túnel hacia un lugar que podía recibir un máximo de medio millón de personas, sabiendo que en realidad a la fiesta iban a asistir el doble o el triple de personas?", se preguntaba uno de los testigos después de la masacre.
Por ese fatídico túnel de 100 metros de largo, miles de personas se amontonaron para entrar a la fiesta electrónica y, al mismo tiempo, otros intentaban salir. El túnel se convirtió así en una trampa mortal.
Muchos trataron de huir del horror subiendo por una escalinata lateral, pero de pronto eran tantos los que presionaban por salir que el lugar se saturó y la gente empezó a caerse al piso y a aplastarse unos a otros. Los agentes de seguridad no dieron abasto.
"Algunos fueron aplastados contra las paredes del túnel, todos querían entrar, salir, escapar, hubo pánico, la gente no sabía qué hacer", narraba horrorizada una muchacha al canal de televisión WDR.
Inmediatamente, el ulular de las sirenas de las ambulancias y la policía se empezó a confundir con la ruidos de la música electrónica, sus monótonos ritmos y los cantos de la inmensa mayoría de los asistentes de la fiesta, que aún horas después seguían bailando al compás de la música tecno sin haberse enterado de la tragedia.
Los organizadores y la policía habían apoyado la decisión de no interrumpir el megaevento, por temor a que se produjera una catástrofe mayor por un posible desbande, por el pánico. Las escenas macabras en las que se mezclaba la fiesta que quería continuar y el espanto de los muertos se seguían sucediendo aun horas después de la tragedia.
"Avidez de dinero"
El fundador de la Love Parade, el DJ Dr. Motte, ya retirado del evento, reaccionó indignado: "La culpa la tienen los actuales organizadores, por la pura avidez de hacer dinero". En vez de hacer una fiesta abierta, como siempre, prefirieron cobrar dinero cercando el recinto, atacó el creador de la mítica Love Parade en 1989.
Media hora antes de la estampida, algunos asistentes habían llamado a la policía advirtiendo que "la situación era insostenible y que podría producirse una tragedia", dijo Fabio, uno de los participantes. "Estaba en medio de la gente y la presión desde afuera, de los que querían entrar, aumentaba sin cesar", contó.
Docenas de personas perdieron el conocimiento y tuvieron que ser reanimadas por los servicios de emergencia. Según las fuentes, hubo más de 150 heridos. Helicópteros de rescate aterrizaron en una autopista cercana para atenderlos.
Tras el accidente, la organización abrió las salidas de emergencia del descampado.
Ahmed Hasan, de la vecina ciudad de Hamm, y su amigo Hendrik Weigers, de Rheinberg, resumían la desesperanza: "Lo único que queríamos era festejar y divertirnos, y ahora esto, todos llorando. Nunca vimos morir a una persona; hoy nos tocó".
Más de 20 años de fiesta
La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, declaró que estaba "horrorizada".
"Estos jóvenes habían llegado para festejar y, en cambio, hay muertos y heridos. Estoy horrorizada y triste ante la pena y el dolor", declaró Merkel en Berlín, a través de su vocero.
El presidente Christian Wulff exigió una investigación minuciosa, y agregó: "Es terrible que una catástrofe como ésta cause muerte, sufrimiento y dolor durante un festival de gente feliz de tantos países".
La Love Parade fue creada en 1989 para unas 150 personas en Berlín y, desde entonces, fue copiada en toda Europa. En 1999, alcanzó su apogeo con 1,5 millones de participantes, pero se enfrentó a problemas de financiación, y los habitantes de la capital alemana, además, se cansaron de tener que soportar a jóvenes alcoholizados o drogados que estropeaban al Tiergarten, el gran parque del centro de la ciudad.
En 2007, la Love Parade abandonó Berlín y se instaló en la región de la cuenca del Ruhr, en 2007, y en Dortmund, en 2008, cuando la asistencia alcanzó la cifra récord de 1,6 millones de personas. La edición 2009 estaba prevista en Bochum, pero tuvo que ser anulada por las obras que había en la ciudad. El año próximo estaba programada como sede la ciudad de Gelsenkirchen.
Sobre camiones con megainstalaciones se trasladan los DJ y los ravers, y a su alrededor bailan frenéticamente y a veces con muy poca ropa los fans de la música tecno. Las drogas y el alcohol también suelen jugar un rol importante, mientras la música está a un nivel ensordecedor.
Tras un fallo del Tribunal Constitucional Federal alemán, la Love Parade perdió en 2001 su estatus de manifestación política del amor para convertirse en evento comercial.

BELGICA. MAYO DE 1985
Final trágica
En el estadio Heysel de Bruselas hay disturbios en la final de la Copa Europea de Campeones entre Liverpool y Juventus de Turín. En medio de los enfrentamientos cede un muro de cemento y sepulta a numerosos asistentes. Hay 39 muertos y 400 heridos.

GHANA. MAYO DE 2001
Estampida mortal
Los hinchas lanzan sillas de plástico a la cancha. La policía usa gas lacrimógeno y en una estampida mueren 126 personas. Las puertas del estadio, donde se encontraban 70.000 hinchas, estaban cerradas.

LA ARGENTINA. DICIEMBRE DE 2004
Incendio en Cromagnon
Ciento noventa y cuatro personas, en su mayoría adolescentes, murieron al incendiarse la discoteca República Cromagnon, poco después del inicio del recital del grupo Callejeros. Las salidas de emergencia de la disco estaban cerradas y la gente murió asfixiada.

LA INDIA. MARZO DE 2010
Evento religioso
Una estampida en un templo en el norte de la India causó 63 muertos.

lanacion.com