sábado, 24 de julio de 2010

Los tests genéticos, en el punto de mira

Las personas que envían su saliva a tres compañías que ofrecen tests genéticos para averiguar su riesgo de sufrir cáncer de próstata o diabetes pueden recibir hasta tres resultados distintos, según han advertido investigadores del Gobierno de EEUU.
Sus pesquisas acerca de cuatro empresas que ofrecen este tipo de pruebas, de las cuales no ha trascendido el nombre, han demostrado que los tests proporcionan resultados inconsistentes para la misma enfermedad en el 68% de los casos. Para llevar a cabo esta investigación, que ha transcurrido en secreto, cinco personas enviaron sus muestras para analizar el ADN.
De ellos, cuatro obtuvieron resultados que entraban en conflicto con su condición médica actual y sus historias familiares. Los tests analizados tenían un coste entre los 300 y los 1.000 dólares.
"Asumiendo que estas pruebas son fiables, uno podría esperar que un ADN idéntico obtuviera las mismas predicciones", ha declarado Gregory Kutz, de la Goverment Accountability Office (responsable de la investigación), durante su declaración ante un comité de la Cámara de los Representantes de EEUU que estudia la venta directa al público de estos tests.
Kutz explicó al comité que las empresas utilizan prácticas de publicidad engañosa y señaló que "los resultados son erróneos y de escaso valor para los consumidores".
Productos médicos que no están regulados
Desde hace unos meses, el Gobierno estadounidense está analizando la posibilidad de permitir la venta en farmacias de este tipo de pruebas. De hecho, varias empresas -Pathway Genomics, Navigenics, 23andMe Inc- ya están vendiendo al público sus tests genéticos.
Ante esta situación, la agencia reguladora de los medicamentos (FDA) ha decidido tomar cartas en el asunto, advirtiendo a las compañías de su intención de regular estos productos al considerarlos dispositivos médicos. Sin embargo, ninguno de ellos ha pasado los exámenes de la FDA para asegurar que son "precisos, fiables y clínicamente relevantes", ha señalado Jeffrey Shuren, directos del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.
En total, seis empresas han recibido una invitación de esta agencia para reunirse y discutir la futura regulación de sus productos.

elmundo.es