sábado, 31 de julio de 2010

Cómo medir el estado de ánimo de un país con Twitter

Maggie Shiels
BBC
SILICON VALLEY.- Si quiere saber cuál es el estado de ánimo los estadounidenses sólo ingrese con su usuario en la red social Twitter, según un grupo de científicos de las universidades Northwestern y Harvard. De acuerdo a los resultados del proyecto Pulso de la Nación, llegaron a determinar que la costa oeste de Estados Unidos es mucho más feliz que la costa este.
Algunas de las observaciones que arrojó el análisis fue que el lugar más feliz era Hawaii, lo que no es difícil de comprender; mientras que los más miserables eran Mississippi y Alaska.
Y el día en que la mayoría de la gente está de mal humor no es el lunes -lo siento, Bob Geldof- sino el jueves. Eso es probablemente porque ya están hartos de que el lugar de trabajo, pero aún queda todo un día antes de que llegue el fin de semana.
Aún no está listo. "Esto no es de ninguna manera un proyecto de investigación maduro", advirtió Sune Lehmann, del Centro de Investigaciones Complejas de la Red de la Universidad Northeastern.
"Pero es un buen proyecto y promete todo tipo de posibilidades. Y si bien parece confirmar los prejuicios acerca de la costa oeste y este del país, es imposible ver el mapa para no hacer la interpretación. Pero, de nuevo, aún no hemos anclado estos datos".
Sobre esta cuestión de los datos, los investigadores escrutaron 300 millones tweets publicados entre septiembre de 2006 y agosto de 2009.
Aquellos mensajes publicados fuera de Estados Unidos, o que no especificaban su ubicación exacta, fueron descartados.
Entre los que quedaron fueron filtrados los tweets que contenían palabras clave que transmitían el estado de ánimo de quien escribió el mensaje. Lehmann y sus colegas utilizaron lo que él describió como un sistema psicológico palabra-grado, siguiendo la calificación emocional establecida en las Normas afectivas de las palabras (ANEW, por sus siglas en inglés).
Las palabras de menor puntuación en ANEW fueron calificadas como negativas, mientras que las de mayor puntuación como positivas.
De esta forma, alrededor de mil palabras usadas como indicadores incluían algunas obvias -como "feliz", "triste", "alegre", "amor" y "alegría"- y otras no tan obvias, como "moho", "ascensor", "paraguas" y "pie".
Inspirados por el fútbol americano. Lehmann dice que para el proyecto se basaron en un mapa hecho por el New York Times durante el Super Bowl para evaluar cómo la gente se sentía durante el transcurso del juego y en qué se centraba la conversación nacional.
"Fue una visualización muy clara que siguió todo el partido y permitía aprender mucho acerca de Estados Unidos en ese momento".
"Se podía ver quién estaba a favor de qué equipo y dónde estaban, si los comerciales tenían impacto, entre otros aspectos", recuerda Lehmann.
"Entonces tuvimos la idea de que sería muy interesante conectarse al estado de ánimo del país, si fuera posible. Habíamos visto un ejemplo simple... ¿qué pasaría si lo pudiéramos ampliar?".
No es un proyecto determinante. Una vez más, Lehmann subraya que "los resultados no son científicos" y "hay demasiados prejuicios".
Puesto que sólo se tomaron en cuenta tweets, Lehmann dice que es fácil concluir que esto no es realmente una verdadera representación del humor de EE.UU. pues no todo el mundo participa en esa red social.
Supone que los jóvenes utilizan el servicio más que las personas de más edad y que probablemente se trata de gente con cierto nivel de educación, con un ingreso más alto, porque para poder twittear se necesita tener acceso a una computadora o teléfono móvil.
Lehmann agrega que cualquier trabajo adicional también tendría que incluir factores externos: por ejemplo, incluir información sobre el estado del tiempo pues se cree la gente se siente más felliz cuando está soleado. En San Francisco, por ejemplo, la intensidad de la niebla podría influir en el sentido del bienestar.
Herramienta poderosa. Sin embargo, a nivel práctico, Lehmann y sus colegas prevén varias aplicaciones, incluyendo reacciones a evento empresariales o a producto en diferentes mercados en tiempo real, las respuestas a un presidente durante su discurso del Estado de la Unión y el tipo de asuntos que interesa a encuestadores durante las campañas electorales.
"Las visualizaciones son increíbles y es absolutamente fascinante ver cómo varía el estado de ánimo de la nación en tiempo casi real", dijo Johan Bollen de la Universidad de Indiana en Bloomington, quien no estuvo involucrado en este proyecto, pero que es uno de varios otros investigadores que utilizan Twitter como una herramienta para tratar de darle seguimiento del estado de ánimo del público.
Según le dijo a la revista New Scientist , Twitter y otros servicios similares generarán "sistemas sofisticados" para el seguimiento del estado de ánimo.
Hay una indicación del potencial en la aparente capacidad de Twitter de predecir el éxito de una película. A principios de este año, los científicos Sitaram Asur y Bernardo Huberman en los laboratorios de HP dijeron que Twitter tenía una tasa de éxito mayor que los mercados de predicción al anticipar cómo le irá a una película en las primeras semanas de su estreno.
"El potencial está ahí. Para este tipo de trabajo es una herramienta increíblemente poderosa", dice Lehmann.

lanacion.com