domingo, 25 de julio de 2010

Viajes temáticos, la nueva ola

En la búsqueda por brindar nuevas experiencias o ajustarse aún más a las necesidades del cliente, la industria naviera está en la cresta de otra ola: la de los cruceros temáticos.
A bordo del Carnival Fascination camina el hombre de chaqueta blanca y pantalones oxford haciendo juego, pelo azabache y patillas largas. Es Elvis, o más bien, una decena de ellos que deambula por todo el crucero pujando por ser el discípulo más exacto de su ídolo.
El Crucero Elvis es apenas uno de los tantos casos temáticos. Navegará del 4 al 8 de noviembre, convocando a los fans en el cuarto crucero anual del Rey por las Bahamas. Los shows de este viaje están protagonizados por los mejores imitadores, sumado a fiestas temáticas, suvenires, juegos de preguntas y respuestas y, sobre todo, música.
Por grupos de pertenencia, hobby, religión o cantante favorito, entre otros rubros, estos hoteles flotantes all inclusive buscan un motivo para reunir a sus clientes. Los hay para familias, gays, nudistas, solteros, gente mayor, mieleros, discapacitados, motoqueros, judíos, católicos, fans, etcétera. Las opciones se van multiplicando año a año.
Los pioneros en el negocio de los temáticos fueron los motociclistas, que hace ocho años se reúnen en alta mar. Su éxito hace que cada vez se agreguen más frecuencias de estas características. Para 2011 están previstos catorce de estos cruceros.
La travesía llamada ETA Motorcycle Cruises promueve la camaradería entre aquellos que tienen pasión por su moto. La llevan a bordo y la bajan en cada parada para recorrer el destino todos juntos en dos ruedas. Estos cruceros, de Royal Caribbean, salen de puertos de Estados Unidos, entre ellos Miami, Cabo Cañaveral, Bayonne (Nueva Jersey) y Baltimore.
Para un crucero de 5 a 7 días, además de los US$ 1200 promedio que cuesta la travesía, el rodado paga US$ 150, más algunos servicios portuarios.
El sexo es otro fuerte argumento de ventas. En 2009 se hizo el primer crucero swinger , organizado por una agencia llamada YOLO (las siglas por sólo se vive una vez , en inglés). Este año partirá otra vez en octubre, en un barco de Carnival hacia las Bahamas. YOLO promete una travesía "divertida, llena de fiestas temáticas sexuales, actividades y excursiones".
A bordo se permite el nudismo en las áreas que rodean a la pileta, así como se organizan fiestas nudistas. No es el único. Este año hay programados diez cruceros llamados alternative lifestyle (estilo de vida alternativo).
El FantaSea Fest, en el crucero Miracle de Carnival, es otro de los tantos cruceros nudistas, que ofrece ocho días de navegación desde Fort Lauderdale. El barco hace escala en una isla privada donde también se permite estar desprovisto de ropa.
Cada año, unos diez cruceros gays navegan por los mares del mundo. La mayoría sale de Europa, con una duración promedio de 7 noches. También los hay con partidas desde Hawai, la Riviera Mexicana o el sur de Florida.
Unidos o separados
Vale la pena una aclaración. Hay dos tipos de cruceros temáticos. En un caso se trata de itinerarios donde una agencia o grupo con un interés común compra un gran cúmulo de camarotes, para venderlo entre gente de una comunidad, acordar las actividades a bordo y llevar invitados especiales. Esto va desde cruceros sobre manualidades hasta deportes. Estos grupos suelen tener bajo impacto sobre los otros cruceristas, si bien algunos de los espacios públicos pueden estar designados para ellos.
En cambio, en los chárteres, el barco entero se destina al contingente, de manera que todos participan de las actividades. Es el caso de los cruceros para gays y lesbianas, o los party poker cruises , por ejemplo, con campeonatos de póquer.
Otro móvil del viaje en barco puede ser encontrar pareja, ya que abundan los cruceros para solteros. Como los precios de los camarotes se basan generalmente en doble ocupación, viajar solo es más caro y puede llegar a costar casi lo mismo que si viajaran dos personas. Por ejemplo, si el precio del viaje es de US$ 600 en doble ocupación, el pasajero que duerme solo en un camarote debería pagar US$ 1200. Los cruceros para solteros tienen generalmente una tarifa especial intermedia entre una y dos personas, aunque también brindan la posibilidad de compartir camarote con personas del mismo sexo.
Mientras el crucero puede poner dos personas en un mismo camarote prácticamente por azar, una página de Internet permite primero encontrar un compañero de viaje, según la afinidad, para luego hacer la reserva juntos ( www.cruisemates.com/forum/seeking-cruise-companion ).
En cuanto al deporte hay un gran abanico de ofertas. Tal vez la más singular sea el Runners Cruise, donde los ávidos corredores y aquellos que quieren iniciarse en el deporte encuentran un crucero ideal, que ofrece correr la única maratón marítima del mundo.
Cada día el desafío es correr un nuevo trayecto, por lo que al final de la semana el atleta habrá recorrido la distancia maratónica oficial (42,1 km) mientras cambia el escenario de fondo. Los corredores están siempre supervisados y hay expertos para ayudar a sacar lo mejor de cada uno en este deporte. Hay cuatro cruceros al año, dos en Alaska (julio) y dos en el Caribe.
De Elvis al Bar Mitzvá
Los famosos convocan grupos de la más diversa índole. Betty Boop, el dibujo animado de los años 30, reunirá a sus seguidores en el segundo crucero para sus fans, con salida en febrero de 2011 y navegación de 6 noches por el Caribe. Artistas ya fallecidos tienen sus itinerarios, como el tributo a Sinatra o a Elvis, y algunos que siguen en carrera le dan a sus seguidores la dicha de compartir con ellos experiencias únicas. Es el caso del crucero Rick Springfield and Friends, que permite a los fanáticos del cantante Rick Springfield escuchar sus recitales y convivir con él durante los días del viaje, mientras se transmiten videos del artista en su casa, sus ensayos, etcétera.
El negocio enseguida fue copiado por otros artistas. Los New Kids on the Block hicieron en mayo último su segundo crucero con sesiones fotográficas, recitales, fiestas a bordo y en la playa, juegos de trivia y karaoke. Este año lo harán los Backstreet Boys, cuando en diciembre participen del primer crucero temático sobre la banda, que se vendió en un solo día. Los interesados siguen nutriendo una lista de espera en www.backstreetboyscruise.com
La religión puede ser otro pilar de un crucero temático. La agencia Kosherica ofrece a aquellos de religión judía un abanico de itinerarios en barcos que han sido certificados como kosher. A bordo viajan rabinos populares de Estados Unidos, y ofrecen festivales de música judía tanto en cruceros de NCL como de Celebrity. A su vez, dos barcos en el año son temáticos sobre Bar Mitzvá, donde es posible realizar la ceremonia religiosa y una recepción privada.
También hay un crucero destinado a fortalecer el matrimonio. El fin es escapar del caos, tomarse un tiempo para pensar y reencontrarse con el otro. Este crucero llamado Live 2 Love Couples Cruise presenta un programa de principios para profundizar las relaciones humanas e intramatrimoniales, y cuenta con oradores y autores de primer nivel en esta temática.
El ultimo día se renuevan los votos del matrimonio. Parte el 9 de octubre desde el sur de Florida y llega hasta México.
En 2010 salió desde Brasil el primer "crucero católico navegando con Nuestra Señora", tal su nombre comercial, o primer crucero evangelizador. A bordo del Gran Celebration se encontraron 1800 pasajeros durante cuatro días, en una especie de moderna peregrinación, a un costo de US$ 1272 por persona.
En Europa hay cinco cruceros anuales de arte, donde se congregan expertos del mundo y desnudan algunos secretos de la pintura y la escultura. Hay clases para afinar la destreza artística, que van desde el abecé de la mezcla de colores hasta historia del arte. A bordo se hacen remates de algunas obras, y en las paradas se organizan tours a los museos y se visitan las ciudades que fueron hogar de renombrados artistas.
Los cruceros para familias son tal vez los más difundidos. Entre ellos, Disney Cruise Line lleva la delantera al ofrecer una gran oferta de su menú dedicado a los más chicos, con personajes a bordo, grandes espacios de esparcimiento, clubes donde dejarlos, y ambientaciones en restaurantes y camarotes. Sus pasos fueron seguidos por el canal infantil Nickelodeon, tras firmar un contrato por tres años con Norwegian Cruise Line (ver página 9).
Ya no es cuestión de elegir un crucero al azar. Si bien los hay convencionales, vale la pena pensar cuáles son los intereses del grupo. Tal vez encuentre una travesía hecha justo a su medida.
Por Lucila Martí Garro
Para LA NACION

DATOS UTILES
Más información
Motociclistas: www.cruise-eta.com/motorcyclecruise.htm
Elvis: www.theelviscruise.com
Maratón: http:/runningcruise.com y www.cruisetorun.com
Kosher: www.kosherica.com
Swingers: www.yolocruises.com
Nudistas: www.cruisenude.com y www.castawaystravel.com
Gays: http:/atlantisevents.com ; www.viajagay.com , y www.gaycruisevacations.com/cruise.htm

El mercado local, con fitness, danza, moda y cocina
MSC ofrece algunas propuestas temáticas adaptadas al mercado argentino. Se trata de un complemento del servicio tradicional que no tiene costo extra, y los huéspedes son absolutamente libres de participar de las actividades programadas.
La empresa hará nuevamente este año el Crucero Fitness -a cargo de Megatlon-, el Baila Conmigo, el Gastronómico -con la presencia de Martiniano Molina- y el del Circo. Y trae dos nuevas propuestas: el Crucero Fashion y el del Humor. En el primer caso se pondrá hincapié en las nuevas tendencias de la moda y los secretos del diseño. Los huéspedes tendrán la posibilidad de participar de desfiles, shows, charlas, consejos y demostraciones de vestuario.
En el Crucero del Humor se ofrecerán clases y demostraciones de caricaturas, ruedas de chistes y shows de humor. Todos los cruceros temáticos se van a realizar a bordo del MSC Lírica, el nuevo barco exclusivo para el puerto de Buenos Aires, a partir de noviembre.
Costa, por su parte, tiene algunas opciones partiendo desde Brasil. Este año está previsto el Crucero Bienestar, donde habrá encuentros con especialistas en nutrición, hábitos alimentarios, salud, yogaterapia, clases de elongación, etcétera, además de las propuestas de actividades para los turistas. El Bailando a Bordo propone un fuerte menú para aprender bolero, samba, forró, tango, salsa, vals, zouk, merengue y chachachá. Tiene tardes de danza, bailes de gala y exhibiciones de grandes bailarines de cada especialidad. También hay un crucero especialmente enfocado en fitness, con actividades y profesores especiales para este itinerario. Y durante el Carnaval, el crucero homónimo que navega durante siete días pasando por Santos y Río de Janeiro ya es un clásico de cada año.
En junio de 2009, Costa hizo un recorrido por Europa, saliendo desde Venecia, dedicado a Pelé. El ex jugador estuvo acompañado a bordo por muchos de los mejores jugadores europeos del siglo XX, presidentes de federaciones y confederaciones de fútbol y clubes, además de importantes artistas brasileños.
lanacion.com