martes, 27 de julio de 2010

El sobrepeso también puede causar problemas económicos

Una nueva investigación muestra los efectos “económicos” de los kilos de más. Los adultos que sufren de sobrepeso desde la secundaria tienen más probabilidades de estar desempleados o de vivir de la asistencia social que quienes fueron ganando peso gradualmente desde sus 20 o 30 años, según se desprende de un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology. El informe mostró también que tienen más posibilidades de estar soltero a los 40 y de no contar más que con una educación secundaria.
“Es mucho lo que sabemos sobre la relación de la obesidad con los problemas de salud –indicó Philippa Clarke, del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad de Michigan–, pero intentamos analizar las consecuencias sociales y económicas de estar con sobrepeso de forma permanente”.
Para el estudio siguieron de cerca durante dos décadas a 5.000 graduados secundarios. Los investigadores estudiaron dos grupos: los que tenían sobrepeso a los 19 y lo conservaron hasta llegar a la edad adulta, y los que tenían un peso normal al graduarse y fueron ganando kilos con el tiempo.
Los que mostraron sobrepeso constante fueron tres veces más proclives a tener problemas de salud crónicos (como diabetes o hipertensión) para los 40 años y un 50% más a recibir ayuda social.
Los investigadores descubrieron que la gente con padres de educación más baja era más proclive a engordar a una edad temprana. Y que quienes tenían sobrepeso de forma permanente experimentaban más penurias económicas que los que iban sumando kilos poco a poco. Además detectaron que las buenas notas en el secundario bajan el riesgo de un estudiante de tener sobrepeso de forma constante en la edad adulta, lo que sugiere que la escuela ofrece una oportunidad única para frenar los problemas de peso. “Que los chicos se sientan conectados con ella tiene su importancia” explicó Clarke, “lo que nos lleva a pensar que hay algo en el ambiente escolar que puede desviar a la gente de este elevado riesgo”.

clarin.com