miércoles, 28 de julio de 2010

Aumenta la salmonelosis en casa y desciende en los bares

En los últimos años se está detectando en España un descenso de casos de salmonelosis en el ámbito de la restauración (bares y restaurantes) aunque, por contra, en el ámbito familiar se encuentran cada vez más brotes por culpa de una "mala manipulación" de los alimentos, según asegura Roberto Sabrido, presidente de la Agencia Española de Nutrición y Seguridad Alimentaria (AESAN), que depende del Ministerio de Sanidad.
"Hay una mala manipulación dentro de la propia vivienda, donde no podemos llegar con la legislación, pero sí con educación", ha reconocido Sabrido durante la visita de la ministra del ramo, Trinidad Jiménez, al Centro Nacional de Alimentación (CNA) que hay en Majadahonda (Madrid).
La salmonela es una bacteria que "no está en el huevo, como se piensa"; sino en el intestino de la gallina, por lo que al pasar por ahí el huevo se contamina. Por ello, ha recordado Sabrido, es importante cascar bien el huevo para evitar que la cáscara caiga dentro y contamine el huevo fresco.
Además, advierte de que la salmonela también se puede transmitir de un alimento a otro cuando se utilizan los mismos utensilios de cocina para manejar distintos alimentos crudos. "Por ejemplo, si con el mismo cuchillo con el que hemos cortado la carne cruda después cortamos una naranja".
Por ello, y después de que la legislación haya reducido los casos en el ámbito de la restauración, donde existen algunos casos, "pero no a los niveles de antes", insiste en desarrollar campañas de prevención y hacer un "mayor esfuerzo" de educación en el ámbito familiar para "evitar la contaminación cruzada, que es la que se da en los domicilios".
Las bayas de Goji no son perjudiciales
Por otro lado, y en referencia a la alerta que lanzó la semana pasada la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre las bayas de Goji, Jiménez ha asegurado que su departamento ya realizó un estudio que determinó que "no contenían ningún tipo de pesticida que pudiera ser perjudicial para la salud u otro producto que no estuviera previamente autorizado".
Por ello, el presidente de la AESAN ha precisado que "se tomen si apetecen", aunque insiste en que "no por las llamadas que hacen de que producen no sé cuantos beneficios a la salud, porque no está demostrado, no lo pueden publicitar y no es cierto".
elmundo.es