lunes, 10 de enero de 2011

Logran el primer embarazo con un monitoreo continuo del embrión

Fabiola Czubaj
LA NACION
Por primera vez en América latina, una pareja argentina tendrá un bebe concebido con ayuda de un nuevo procedimiento que permite controlar en continuado el embrión desde los primeros minutos de su existencia y, así, aumentar la posibilidad de éxito en la búsqueda del embarazo tan deseado.
"Cuando me hice la primera ecografía, a las 8 semanas de embarazo, me enteré de que era el primer embarazo logrado con esta técnica. Los médicos me regalaron el video en el que se ve cómo se va generando la vida. Y fue mucho más emocionante verlo porque se trataba de nuestro bebe. Los médicos estaban más contentos que yo ese día", relató Guadalupe (de 32 años), al recordar con asombrosa precisión todos los detalles de lo vivido el 17 de diciembre pasado.
Y no era para menos: fue el mismo día que con su esposo, Hernán (de 33 años), oyeron por primera vez los latidos del corazón del bebe que habían comenzado a buscar en 2008, cuando concurrieron al Centro de Estudios de Ginecología y Reproducción (Cegyr), que está afiliado a la Facultad de Medicina de la UBA.
Tras varios estudios, que obtuvieron malos valores en los análisis de la calidad de los espermatozoides, la pareja realizó un tratamiento de baja complejidad sin resultados. Entonces, los especialistas del Cegyr les recomendaron optar por una técnica conocida de reproducción asistida llamada inyección intracitoplasmática de espermatozoides, o ICSI, que consiste en fecundar los ovocitos (óvulos) previamente aspirados de la mujer con la inyección de un espermatozoide del varón seleccionado entre los de mejor movilidad y características morfológicas.
"A las 24 horas, se evaluó el estado de la fertilización y, de los 13 ovocitos que estaban normalmente fecundados, un grupo pasó a una cámara de monitoreo continuo y el resto siguió el proceso habitual, en el que se utiliza una estufa convencional y se realizan evaluaciones diarias -precisó la doctora Susana Kopelman, directora del Cegyr-. En cambio, un sistema computarizado conectado a un microscopio dentro de la cámara toma fotografías de los embriones cada 10 minutos y luego produce un video de la fragmentación celular que va dando forma al embrión."
Con esa información de entre 3 y 5 días, y antes de su transferencia a la mujer, los especialistas pueden determinar cuáles serán los embriones con mayor posibilidad de implantarse en el útero. "El éxito de un tratamiento de fertilidad asistida depende en un 80% de las características embrionarias. A la hora de tratar de mejorar los resultados, hay que intentar seleccionar aquellos que mejor vayan a cumplir su función luego de la transferencia a la mujer", agregó Kopelman.
Hace cuatro meses, como informó La Nacion, el Cegyr incorporó este dispositivo para aprender sobre la primera división de la célula embrionaria, que es óptima si ocurre entre las 17 y 20 horas de la unión entre el ovocito y el espermatozoide. "Si se divide antes o después, no es normal, y sabemos que esos embriones tendrán menos posibilidades de implantarse en el útero, que es la causa de pérdida de muchos embarazos", dijo la doctora Florencia Nodar, directora del Laboratorio de Embriología del Cegyr.
En esta primera aplicación de la técnica en la región, con la que hasta ahora se había logrado un solo embarazo en España, se obtuvieron cuatro embriones con una división considerada óptima y se le transfirieron dos a Guadalupe. Según comprobaron los médicos en los controles de seguimiento, la pareja espera su primer bebe o beba para mediados de este año. "Nos explicaron que esto puede evitar los embarazos múltiples -comentó Guadalupe-. Deseábamos que fuera uno solo para poder cuidarlo bien. Si eran dos, no sé cómo íbamos a hacer porque es muy reducido el departamento en que vivimos."
A diferencia de la mayoría de las mujeres, según consideró, ella recuerda muy bien la fecha exacta en que quedó embarazada. Y su bebe, cuando crezca, podrá conocer cómo creció desde que era sólo una célula. "Este tipo de adelantos tratan de mejorar la tasa de embarazo con las técnicas de reproducción asistida. Y el seguimiento continuo del desarrollo de los embriones favorece su elección antes de colocarlos dentro del útero", dijo el doctor Gabriel Fiszbajn, jefe de medicina reproductiva del Cegyr.
Los expertos coincidieron en que este procedimiento se puede utilizar con cualquier técnica de reproducción, aunque sugirieron hacerlo cuando se pueden obtener 6 o más ovocitos aptos para la fecundación.