domingo, 25 de abril de 2010

"Prefiero ser fusilado, por favor"

Un condenado a muerte en Utah ha comunicado al juez que prefiere ser fusilado a recibir la inyección letal. "Prefiero el pelotón de fusilamiento, por favor", ha señalado Ronnie Lee Gardner cuando el magistrado que lleva su caso, Robin Reese, ha planteado, durante una audiencia en Salt Lake City, las dos opciones que tiene el condenado para morir, ya que había agotado los recursos judiciales para librarse del castigo.
De los 35 Estados de EE UU donde se aplica la pena de muerte, Utah es el único que autoriza el fusilamiento. En mayo de 2004, la inyección letal pasó a ser el método por excelencia, pero los condenados antes de esa fecha todavía cuentan con esa posibilidad.
Gardner, de 49 años, fue condenado a muerte por disparar mortalmente a un abogado hace 25 años al intentar escapar de los tribunales de Salt Lake City, donde estaba siendo juzgado por otro asesinato durante un robo. Según fuentes judiciales, su fusilamiento está previsto para el 18 de junio de este año.
Desde que la pena de muerte fue restablecida en EE UU por el Tribunal Supremo en 1976, en Utah sólo otros dos condenados han sido ajusticiados por un pelotón de fusilamiento -integrado por cinco tiradores-.
Los abogados de la defensa han anunciado después de la audiencia, que se llevó a cabo bajo fuertes medidas de seguridad, que apelarán el castigo, pero no han revelado con qué argumentos defenderán su posición. Consideran que fusilar a Gardner 25 años después del delito sería un castigo demasiado cruel. El caso ha abierto el debate sobre el uso del fusilamiento en este Estado.

elpais.com