martes, 27 de abril de 2010

Final feliz para el letrero de Hollywood

El famoso letrero de Hollywood que domina las colinas de la ciudad de Los Ángeles está a salvo.
Este lunes el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, anunció que han conseguido reunir los US$12,5 millones necesarios para comprar los terrenos sobre los que se asientan las icónicas letras.
En ellos una promotora inmobiliaria pensaba construir un conjunto de viviendas de lujo.
Con una aportación de US$900.000, Hugh Hefner, fundador de la revista Playboy, ha sido el último de una larga lista de donantes que participaron en la operación, entre los que destacan el director Steven Spielberg, el actor Tom Hanks y el propio Schwarzenegger, así como los principales estudios de la 'meca del cine'.
"Mis sueños de infancia y fantasías venían de las películas y las imágenes creadas en Hollywood tuvieron una gran influencia en mi vida y en Playboy. El cartel de Hollywood es la 'torre Eiffel' de Hollywood y estoy complacido de ayudar a preservar un símbolo cultural tan importante", aseguró Hugh Hefner en un comunicado.
Uno de los principales donantes privados en la operación fue la fundación del grupo Tiffany & Co, que contribuyó con más de US$1,5 millones.
Parque urbano
"Queremos agradecer a los miles de donantes que nos ayudaron tan generosamente y en particular a Hugh Hefner, que dio un paso adelante al final para cubrir la cantidad que faltaba", explicó Will Rogers, presidente de Trust for Public Land (TPL, por sus siglas en inglés), la entidad que lanzó la campaña para recaudar fondos para salvar el letrero.
Según explicó el periodista de la BBC Peter Bowes, ahora TPL donará el terreno a las autoridades angelinas para que se convierta en suelo público y pase a integrar el Grifith Park, uno de los más extensos parques urbanos de Estados Unidos.
El cartel de Hollywood fue instalado en 1923 en las colinas del Los Ángeles con un costo de US$21.000.
Originalmente decía "Hollywoodland", pues promocionaba un complejo residencial.
Con el paso de los años se convirtió en unos de los principales símbolos de identidad de la ciudad californiana y en uno de los 'monumentos' más famosos del mundo.

bbc.co.uk