sábado, 24 de abril de 2010

Cumple 20 años el telescopio Hubble

Hace 20 años el hombre no podía determinar la edad del universo, y menos llegar a observar su primer millón de años. Tampoco conocía los planetas extrasolares, aunque suponía su existencia. Y menos podía llegar a ver las ondas de largo alcance en un objeto celeste, como las infrarrojas, que son absorbidas por nuestra atmósfera.
Recién con la puesta en el espacio del Hubble, el primer telescopio posicionado fuera de la Tierra, todas esas observaciones y conocimientos pudieron hacerse realidad.
El trabajo del Hubble es algo más que voluminoso: desde 1990 realizó 600.000 grabaciones de unos 30.000 objetos fotografiados, según datos de la NASA, la agencia espacial de los Estados Unidos. Cada mes transfiere a la Tierra 80 gigabytes de información y la suma de su costo inicial más las sucesivas reparaciones que tuvo asciende a 10.000 millones de dólares.
Tras ser lanzado dentro del transbordador Discovery el 24 de abril de 1990, dos meses más tarde se descubrió que el mayor de sus espejos, de 2,4 metros, tenía un defecto que lo volvía miope. Después de tres años, se pudo corregir su visión, lo que le permitió llegar a fotografiar cientos de galaxias y sus estrellas, observar los comienzos del universo tras el b ig bang y tomar detalles desconocidos de los planetas de nuestro sistema solar. Pero, fundamentalmente, permitió al hombre ampliar su visión y conocimiento como nunca antes lo había logrado.
Víctor Ingrassia

lanacion.com