miércoles, 28 de abril de 2010

El estrés como enemigo de la diabetes

La diabetes, una enfermedad que se manifiesta en el aumento de azúcar en la sangre y la orina, tiene un enemigo que le gana la pulseada a cualquier tratamiento: el estrés. Cecilia Frank, enferma de diabetes hace 20 años, da fe de esto y cuenta que, más allá de cumplir con su dieta alimentaria y sus dos dosis de insulina diarias, si algo la pone nerviosa los niveles se descontrolan indefectiblemente.
"Vivo con el azúcar en la cartera", dice y apunta que trata de "no hacerse problemas por casi nada".
La diabetes es considerada una pandemia que afecta alrededor de 250.000.000 de personas en el mundo y en la Argentina la cifra ronda los 3 millones de enfermos. Existen dos tipos, la Tipo I, cuando el cuerpo elabora muy poca o ninguna insulina y la Tipo II, cuando el cuerpo elabora insulina, pero no puede usarla por no reconocerla como tal.
La endocrinóloga Alejandra Rodríguez Zía explica a lanacion.com por qué la tensión nerviosa puede desbalancear a un paciente diabético perfectamente controlado. "El estrés puede afectar de dos maneras: suele alterar los hábitos alimentarios, lo que contribuye al desgaste del páncreas, además, cuando el paciente tiene un evento muy importante, como la muerte de un ser querido, un divorcio o la pérdida de su trabajo, por ejemplo, se puede declarar el fin de la función del páncreas".
Esto último sucede, se explaya, porque "muchas veces se asocia con una exigencia muy alta de la hormonas adrenalina y cortisol, que son las mediadoras por excelencia del estrés".
Cómo tratarla. Al referirse a los tratamientos, los profesionales consultados mencionan el control de la diabetes, algo que no siempre resulta fácil y requiere tiempo y esfuerzo de parte de los pacientes. Pero, tal como señalan Máximo Ravenna y Liliana Grimberg en un artículo publicado por LA NACION , el esfuerzo que se haga para controlar la diabetes lo beneficiará de varias maneras:
- Primero. El mantener el nivel de azúcar en sangre cerca de lo normal puede ayudarlo a sentirse mejor cuando el nivel de azúcar es mucho más alto o mucho más bajo de lo normal, usted se sentirá cansado, incómodo
- Segundo. El controlar la diabetes puede ayudar a que usted se conserve saludable y a prolongar la vida. El mantener el azúcar en la sangre cerca de lo normal puede ayudar a evitar, postergar o reducir la seriedad de las complicaciones a largo plazo de la diabetes
La prevención, con la práctica de buenos hábitos alimentarios, es el escenario ideal para que no se desencadene esta enfermedad tan complicada de llevar en lo cotidiano.

Cada 10 segundos muere una persona a causa de la diabetes
COPENHAGUE.- Cada 10 segundos muere una persona a causa de la diabetes. Pero también cada 10 segundos otras dos desarrollan esa enfermedad, que se caracteriza por niveles elevados de azúcar en la sangre que dañan progresivamente el organismo. Por eso sociedades científicas, asociaciones de pacientes y empresas farmacéuticas, coordinadas por la Federación Internacional de la Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés), lanzaron ayer una campaña para lograr que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) coloque la diabetes en su agenda de problemas prioritarios de salud.
"La epidemia de diabetes crece a un ritmo de 7 millones de nuevos casos cada año y se estima que dentro de menos de 25 años serán 366 millones las personas afectadas por esta enfermedad [hoy son más de 230 millones]. A menos que se revierta esa tendencia, la diabetes desbordará los sistemas de salud, y no sólo los de los países en desarrollo, sino también los de los desarrollados", dijo el doctor Martin Silink, profesor de diabetes de la Universidad de Sydney, Australia, y presidente electo de la IDF, durante una conferencia de prensa en la que se presentó la campaña Unite for Diabetes (Unidos contra la Diabetes).
La meta de la campaña es lograr que la ONU adopte una resolución sobre la enfermedad antes del 14 de noviembre de 2007, día en que la IDF celebra el Día Mundial de la Diabetes. "El borrador de la resolución que propondremos a la ONU, por definirse en los próximos días, contempla que adopte el Día Mundial de la Diabetes y que establezca las bases para que las naciones que la integran elaboren políticas de prevención y tratamiento", dijo Silink a LA NACION, tras la reunión en un hotel de esta ciudad, donde hoy comienza el 42° Encuentro Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes.
"Una resolución de la ONU tendrá el poder de crear conciencia sobre la hasta ahora no reconocida urgencia de combatir la enfermedad, no sólo en los países donde el diagnóstico y el tratamiento se encuentran disponibles, sino también en los menos desarrollados -declaró Silink-. Varios países [de América latina] ya manifestaron su apoyo a esta iniciativa, como Uruguay, Chile, Perú y Costa Rica. Sabemos a través de la Sociedad Argentina de Diabetes que el Ministerio de Salud de ese país está al tanto de la iniciativa, pero todavía no hemos tenido respuesta."
En la Argentina, el 7% de la población convive con esta enfermedad en la que, ya sea por una insuficiente producción de insulina o por la incapacidad del organismo de usar esa hormona para procesar la glucosa, aumenta su presencia en la sangre y daña órganos y tejidos, como los riñones, los nervios y la retina, mientras eleva el riesgo de sufrir un infarto o un accidente cerebrovascular.
Para quienes acceden precozmente al tratamiento, la diabetes no es una enfermedad mortal ni debería ser un obstáculo para disfrutar de la vida. "No he dejado nunca que la enfermedad condicione mi vida o sea una barrera que me impida hacer algo", comentó al respecto Alex Chapman, un australiano de 20 años que estudia ciencias políticas en Budapest, pero que llegó a integrar el equipo olímpico de navegación a vela de Australia.
Alex, que ayer participó de la conferencia de prensa para dar testimonio de la importancia de que los jóvenes diabéticos accedan al tratamiento, es uno de los Jóvenes Embajadores de la Diabetes, una iniciativa del laboratorio Novo Nordisk para crear conciencia del impacto de la enfermedad en los chicos y los adolescentes.
Claro que no todos los jóvenes con diabetes acceden al diagnóstico ni al tratamiento de esta enfermedad, que creció en los chicos y los adolescentes de la mano de la obesidad. "Los chicos no deberían morir de diabetes, pero hoy mueren por no acceder a los tratamientos", dijo el doctor Hendrik-Jan Aanstot, director del Centro Nacional de Diabetes para Chicos y Adolescentes de Rotterdam, Holanda. "En los países en desarrollo -dijo el doctor Silink-, el tratamiento que permite mantener con vida a un chico con diabetes cuesta alrededor de 200 dólares al año."
Para ayudar a cambiar este escenario, un imponente camión con acoplado, de 26 toneladas, transformado en un centro rodante de educación en diabetes, recorrerá los cinco continentes a partir de mañana, cuando sea estacionado frente al Parlamento de Dinamarca. A sus costados puede leerse "Changing Diabetes Bus World Tour" (o Gira Mundial del Camión para Cambiar la Diabetes) y, a bordo, personas entrenadas darán información sobre la enfermedad, su diagnóstico y su tratamiento, y medirán gratis la glucosa en sangre. La finalidad es difundir la iniciativa Unidos contra la Diabetes, de la IDF.
Por Sebastián A. Ríos
Enviado especial

Se realizan múltiples actividades gratuitas por el Día de la Diabetes
Una serie de actividades gratuitas se realizan hoy en la ciudad de Buenos Aires para concientizar a la población sobre la necesidad del control y detección de la diabetes.
Las actividades se harán por ser el Día Internacional de la Diabetes bajo el lema: "Entienda la diabetes y tome el control" y son impulsadas por la Federación Internacional de Diabetes (FID).
El evento abierto a toda la comunidad comenzó a las 10 en la avenida Infanta Isabel e Iraola, en Palermo, en donde funcionará hasta las 18 un móvil sanitario del Ministerio de Salud porteño, para el control de factores de riesgo cardiometabólico.
En el Parque Ameghino, ubicado en frente del Hospital Muñiz (Uspallata 2272, Parque Patricios) enfermeras, kinesiólogos, profesores de educación física, psicólogas y médicos, realizaran determinaciones de glucemia por punción digital
Las acciones, que cuentan con el apoyo de la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD) y la Federación Argentina de Diabetes (FAD), contaron a las 10.45 con una clase de yoga y estiramiento.
En tanto, a las 12 habrá clase de cocina sana con Dolli Irigoyen que continuarán con un taller de alimentación saludable, caminatas y a las 17 una exhibición de tenis con José Luis Clerc y Luis Lobo.
En tanto, un grupo de niños y adolescentes con diabetes tendrán un gesto solidario con la sociedad, en agradecimiento a la ayuda recibida a través de la Campaña "YoAyudoAChicos", una iniciativa de la Asociación CUI.D.AR, la entidad que los agrupa.
Los cjóvenes eligieron cuidar y mejorar una Plaza para que muchos chicos puedan jugar, divertirse y disfrutarla. Esta tarde, pintarán juegos y bancos, plantarán árboles, plantas y flores, llenarán de arena el arenero y embellecerán la Plaza ubicada en Av. Márquez y Av. Santa Fé de San Isidro.
Los niños pintarán además un gran mural e invitarán a artistas, deportistas y personalidades conocidas y destacadas a que sumen su pincelada a esta Campaña en favor de los chicos, que pretende de esta forma llamar la atención sobre una enfermedad con la que conviven unos 500.000 niños menores de 15 años.
Además, distribuirán caramelos sin azúcar, información y material especialmente diseñado para la Campaña, e invitarán a la comunidad a pintar juntos un cuadro, como símbolo de integración.
La diabetes mellitus es considerada una enfermedad pandémica que afecta alrededor de 250.000.000 de personas en el mundo y en Argentina la cifra ronda los 2.000.000 de afectados. Juan José Gagliardino, director del Centro de Endocrinología Experimental Aplicada (CENEXA), destacó que "la diabetes es la primera causa de ceguera en adultos en Argentina y una de las principales causas de enfermedad renal que requiere sustitución, ya sea por diálisis o trasplante de riñón".
En todo el mundo. Más de 800 monumentos icónicos se iluminarán de azul, el color de la diabetes, para intentar poner a la epidemia a la luz. Los monumentos participantes en el Desafío Monumental incluyen: El Burj al Arab en los Emiratos Árabes Unidos, la Puerta de Brandemburgo en Alemania, el Cristo Redentor en Brasil, el Edificio Empire State en los EEUU, las Cataratas del Niágara en Canadá, el London Eye en el Reino Unido, la Òpera de Sídney en Australia, Table Mountain en Sudáfrica, la Plaza de la Concordia en Francia y la Torre de Tokio en Japón.
Además cientos de eventos tienen lugar en todo el mundo para marcar el día, desde actos individuales a celebraciones de grupo y actividades comunitarias o eventos oficiales. Las actividades que tienen lugar en todo el mundo pueden consultarse en Internet.

Qué es la diabetes
Por Máximo Ravenna y Liliana Grimberg
La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el cuerpo no puede usar adecuadamente la energía que recibe de los alimentos que consume. Al comer, los alimentos se procesan en el cuerpo convirtiéndose en una forma de azúcar, que es el combustible principal del cuerpo. Este azúcar se incorpora al sistema circulatorio y aumenta su nivel en la sangre.
Cuando el cuerpo nota este aumento de azúcar, envía una señal al páncreas cuya función es fabricar insulina y enviarla al sistema circulatorio cuando se necesite. La insulina es una sustancia química que disminuye el nivel de azúcar en sangre. La insulina trabaja permitiéndole al azúcar salir del sistema circulatorio y alojarse en las células. Las células del cuerpo utilizan este azúcar como combustible. Cuando esto sucede con normalidad, se tiene la energía para llevar una vida completa y activa.
Cuando el azúcar penetra en las células del cuerpo, el nivel de azúcar en la sangre disminuye. En las personas que tienen diabetes, este sistema no funciona y el azúcar se acumula en el sistema circulatorio en vez de llegar a las células del cuerpo. El nivel de azúcar en la sangre puede aumentar incluso cuando no se haya comido, si hay muy poca insulina disponible.
Sin suficiente insulina para mantener la situación bajo control el cuerpo puede elaborar azúcar adicional y liberarla en el sistema circulatorio. Esto puede suceder siempre que la insulina sea escasa o no esté cumpliendo con su función. Es más probable que pase cuando el cuerpo está bajo tensión como por ejemplo una enfermedad o una herida.
La insulina es la clave para mantener el azúcar de la sangre el nivel adecuado, pero no trabaja por sí sola. El planificar lo que usted come, hacer ejercicio, tomar la medicación y verificar el nivel de azúcar que tiene en la sangre colaboran para mantener la diabetes bajo control.

¿Qué tipo de diabetes hay?
Hay dos tipos principales:
Diabetes Tipo I
En la diabetes tipo I, el cuerpo produce muy poca o nada de insulina. Como no hay insulina, el azúcar no puede entrar en las células para generar energía.
Mientras falte insulina, el nivel de azúcar se mantiene alto. La gente con diabetes I tiene recibir inyecciones de insulina para vivir. Aunque comienza con mayor frecuencia cuando se es joven, también puede ocurrir en los adultos por traumas por stress, accidentes, etcétera
Los síntomas de la Diabetes tipo I:
Aumento de sed
Aumento en la frecuencia de orinar
Aumento de apetito
Pérdida de peso repentina
Sensación de mucho cansancio
Diabetes tipo II
Aparece como consecuencia de un déficit parcial de la producción de insulina endógena pancreática y sobre todo como consecuencia de un mal aprovechamiento de esta insulina por parte del organismo. La diabetes tipo II está condicionada por la herencia y suele aparecer en personas genéticamente susceptibles.
En general se asocia a obesidad, vida sedentaria, alteración de las grasas en sangre e hipertensión arterial.
A diferencia de la diabetes tipo I, su inicio no suele ser tan agudo. La diabetes tipo II puede pasar desapercibida durante años debido a las falta de sintomatología, lo que hace más difícil el diagnóstico y el tratamiento precoz. El diagnóstico se realiza generalmente mediante un análisis de sangre casual o en el transcurso de una enfermedad (infección, accidente, intervención quirúrgica).
Es propio de las personas adultas y su incidencia, aumenta con la edad, suele aparecer después de los 30 años pero también puede aparecer también en personas más jóvenes frecuentemente asociada a la obesidad. (Una entidad tan emparentada que se la denomina diabesidad)
¿Por qué se debe controlar la diabetes?
El control de la diabetes no siempre es fácil, requiere tiempo y esfuerzo. Pero el esfuerzo que usted haga para controlar la diabetes lo beneficiará de varias maneras:
Primero. El mantener el nivel de azúcar en sangre cerca de lo normal puede ayudarlo a sentirse mejor cuando el nivel de azúcar es mucho más alto o mucho más bajo de lo normal, usted se sentirá cansado, incómodo.
Segundo. El controlar la diabetes puede ayudar a que usted se conserve saludable y a prolongar la vida. El mantener el azúcar en la sangre cerca de lo normal puede ayudar a evitar, postergar o reducir la seriedad de las complicaciones a largo plazo de la diabetes.

Cuáles son los beneficios de la práctica del yoga
En su versión más occidentalizada, es una práctica corporal que exige posturas acrobáticas y cierta dosis de control mental. Ejercitada regularmente tiene una indudable eficacia antiestrés y flexibiliza el cuerpo. Lo que no es poco. Pero esas son apenas dos de las múltiples caras del yoga, que también es filosofía, estilo de vida, cosmovisión, religión, propuesta de introspección espiritual y sistema de armonización psicofísica.
En sus más de cinco mil años de historia cubrió un intenso recorrido, desde sus inicios contemplativos en las montañas de la India antigua, hasta el poderoso y multifacético cuerpo doctrinario que se diseminó por todo el planeta. Hoy la palabra yoga circula con comodidad dentro del discurso de la ciencia occidental y no son pocos los médicos y psicólogos que la recomiendan como herramienta terapéutica de aplicaciones múltiples.
Existen estudios científicos que avalan la eficacia de esta práctica milenaria para controlar el dolor, el estrés, la hipertensión y la diabetes; también para doblegar contracturas musculares o mejorar la capacidad respiratoria de las personas asmáticas y recuperar el equilibrio mental.
¿A qué se debe tanta popularidad globalizada?

"Yoga es la unión de la mente, el cuerpo y el espíritu a través de la respiración, como si fuesen tres islas que se conectan a través del puente de las técnicas respiratorias", define Agustín Aguerreberry, un argentino que se convirtió en el representante para Estados Unidos de la Organización Mundial de Profesores de Yoga.
Visión holística
A diferencia de la mirada occidental, la visión del yogui oriental es holística: no se circunscribe al cuerpo mecánico que obtiene beneficios parciales al estimular una porción recortada del cuerpo, sino que busca, en cambio, la unión, la integración. De hecho, la misma palabra yoga proviene del sánscrito y significa unir.
Desde esta lectura integradora, Aguerreberry describe las reglas básicas del yoga nacido de un tronco originario, las enseñanzas del yogui hindú Pantájali, escritas varios siglos antes de la era cristiana y que hoy siguen siendo guía para millones de practicantes en el mundo:
Yamas (reglas éticas o disciplina moral).
Niyamas (autocontrol).
Asanas (posturas).
Pratyahara (desapego de las actividades externas sensoriales, moviendo la atención hacia el interior).
Pranayama (control energético a través de técnicas respiratorias).
Ddharana (concentración).
Dhyana (meditación).
Ssamadhi (estado de hiperconciencia o iluminación)
"Sólo mediante la ejercitación de estos ocho escalones el yoga alcanza su total eficacia", afirma el instructor Agustín Aguerreberry. Y Carlos Rúa, coordinador académico de la Escuela de Estudios Orientales de la Universidad del Salvador, explica que la práctica de yoga es un largo y complejo proceso que entre los hindúes está íntimamente asociado con su cosmovisión y su forma de vida.
Las posturas, la respiración y el control de los pensamientos para aquietar la mente para un yogui hindú representan apenas una fracción de su universo y un medio para acercarse paulatinamente a su esencia, su fin último, que es la iluminación o unidad con el cosmos.
Ejercicio de meditación
Como representante en el país de la enseñanza de una forma de yoga antiguo llamada swasthya, el instructor Diego Ouge describe el ejercicio de meditación y el estado de conciencia que se obtiene por medio de esta práctica, cuyo término en sánscrito es dhyana y "consiste en parar de pensar a fin de permitir que la consciencia se exprese a través de un canal más sutil, que está por encima de la mente… se trata de un canal que nos trae el conocimiento por vía directa, sin la interferencia del intelecto".
Las asanas –que para un occidental constituyen el corazón de la práctica– no son sino una práctica espiritual externa; mientras desarrollan fuerza, flexibilidad y vitalidad, van guiando hacia un estado de bienestar corporal y mental, tendiente a preparar el cuerpo para meditar y alcanzar ese estado de consciencia. Aunque alejada de esta meca de la iluminación, la práctica del yoga accidentalizado no deja de ser recomendable.
"La implementación del yoga como una técnica corporal, como una gimnasia, hace que pierda su sentido de meditación, de serenidad de la mente y de profundización de un mismo –concluye Carlos Rúa–, pero aún desde la perspectiva de mover todas las articulaciones y músculos, aprendiendo a respirar profundamente y alcanzando una quietud mental que reduce el estrés, los beneficios sobre la salud física y psíquica son indiscutibles."
Tesy De Biase
Links de interés
- Sociedad Argentina de Diabetes (SAD)
- Federación Internacional de Diabetes (FID)
- Dra Alejandra Rodríguez Zía

Diabetes en la Feria del Libro . Hoy a las 16,30 se presenta el libro: "Hay una cura para la diabetes", de Gabriel Cousens. (R.A.)

lanacion.com