martes, 27 de abril de 2010

El vestido rojo que surgió de un poema de Gelman

El gran poeta argentino Juan Gelman cumple ochenta años el próximo 3 de mayo y sigue tan activo y comprometido como siempre. En estos días, participó de manifestaciones de apoyo al juez español Baltasar Garzón y recibió un regalo tan emocionante como inesperado: fue designado "Escritor Gallego Universal". Además, ayer tuvo otra agradable sorpresa en el Instituto Cervantes de Madrid, cuando visitó la exposición "20 trajes para Europa. Diseñadores dialogan con la literatura". La comisaria de la muestra acompañó al escritor a descubrir un vestido creado por los famosos diseñadores Victorio & Lucchino que se inspiraron su poema "Soles". El Premio Cervantes 2007 y flamante "yoyega" observó atentamente el vaporoso atuendo largo y de intenso color rojo y leyó los versos que destacaron los diseñadores: "El esplendor del tiempo respira / en el hombro de una mujer."
Respecto de su designación como "Escritor Gallego Universal", el poeta le confió a Clarín que "cuando era chico, en mi barrio (Villa Crespo), me decían el rusito. Ahora me van a llamar el "yoyega". La distinción le fue entregada en la Universidad de Santiago de Compostela, ante prestigiosas personalidades de la cultura, de instituciones gallegas y políticos.
El Conseller de Cultura de la Xunta de Galicia, Roberto Varela, señaló que Gelman "es un poeta con una lírica excelsa, a veces empapada de ternura y otras encolerizada por la injusticia" y destacó su compromiso con los "valores universales que todos compartimos". El poeta declaró que la distinción "me conmueve muchísimo porque confirma que soy argentino". Y alabó la enorme contribución de los inmigrantes gallegos a la cultura Argentina. "Todos ellos contribuyeron a la riqueza material y espiritual de Argentina", dijo.
Comentó también su trabajo como columnista en "Página 12", sobre temas como política internacional y "la incultura ambiental": "Vivimos una época gris, en un mundo globalizado en el que lo material se impone y el poder intenta manufacturarnos y uniformarnos. En ese mundo no hay mucho lugar para el difícil menester de la escritura, y menos para el verso. La poesía es inútil porque no tiene valor de mercado. Tampoco Saturno lo tiene, pero la poesía está cargada de vida".
La vicerrectora de Cultura de la Universidad de Santiago, Elvira Fidalgo Francisco, destacó la dimensión ética y estética de la obra de Gelman. "No escapó a la realidad de su tiempo, aún cuando le expropiaron su patria, sus lugares de amor y de infancia", indicó.
Ante la Real Academia Gallega, Gelman presentó su libro "Bajo lluvia ajena", recientemente reeditado con ilustraciones de Carlos Alonso. Fue en el marco del Tercer encuentro Ciudad de La Coruña en donde, entre otras instituciones, participaba la Asociación de Escritores de Lengua Gallega.
Además, siempre comprometido, Gelman participó días atrás de la marcha madrileña de solidaridad con el juez Baltasar Garzón. Y en una visita que efectuó a Lisboa leyó poemas suyos dedicados al juez que investigó los crímenes de la dictadura argentina. "Vemos con sorpresa como a petición de entidades que todos conocemos, está siendo juzgado por sus pares porque quiere justicia para las víctimas", señaló, rotundo.

clarin.com