sábado, 21 de enero de 2012

A la calle, sin auriculares

Un usuario de metro con auriculares. | El Mundo
Los dispositivos portátiles como un iPod, un reproductor MP3 o un teléfono móvil están poniendo en peligro la vida de los peatones. Nuevos datos indican que el número de fallecimientos o lesiones graves entre los transeúntes de EEUU involucrados en accidentes de tráfico se ha triplicado en los últimos seis años.
Richard Lichenstein, del Hospital de Niños de la Universidad de Maryland (EEUU), es el autor principal de la investigación que lo constata. En declaraciones a ELMUNDO.es adelanta un claro mensaje: "La conclusión principal del estudio es que el uso de auriculares puede suponer un riesgo de seguridad para los peatones, especialmente donde hay coches, trenes u otros vehículos en movimiento".
Tanto él como su equipo han analizado todos los datos entre 2004 y 2011 del Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones de EEUU, los de la Consumer Product Safety Commission y las noticias recogidas en Google sobre accidentes con peatones que llevaran los auriculares de los teléfonos móviles puestos en el momento del incidente.
"De acuerdo con la Seguridad del Tráfico en Carreteras Nacionales cada año se producen entre 4.000 y 5.000 muertes de peatones por incidentes con coches o motos, lo que supone el 10% de todos los accidentes mortales de tráfico. Según la Administración Federal de Ferrocarriles, unos 50 transeúntes mueren anualmente por culpa de los trenes. El fallecimiento de peatones se asocia con el medioambiente (nocturnidad, medio urbano...) y factores humanos (consumo de alcohol, sexo masculino, ser distraído...). Dispositivos como los móviles o los MP3 pueden ser factores de riesgo para los viandantes porque reducen la capacidad para apreciar las señales ambientales", introducen los autores en el último 'British Medical Journal' .

Las cifras

Los datos muestran que durante el periodo de estudio se produjeron 116 casos de lesiones graves o fallecimientos de peatones con auriculares de móviles, de los cuales 16 fueron en 2004. En 2010-2011, esta cifra aumentó a 47.
La mayoría (68%) eran varones y también la mayoría (67%) menores de 30 años. Y 80 de los 116 accidentes fueron mortales.
"Un 55% fueron atropellos por tren y la media de edad de las víctimas era de 21 años. En cuanto a los accidentes de tráfico, sólo uno de cada 10 casos se produjo en zonas rurales", destacan los investigadores que apuntan que en el 29% de los incidentes se avisó con la bocina o sirenas al peatón antes del incidente.

Los motivos

Dos fenómenos son los que probablemente contribuyan a la asociación entre el uso de auriculares y los incidentes con viandantes: la distracción y la privación sensorial. "La distracción causada por el uso de dispositivos electrónicos se ha acuñado como 'ceguera por falta de atención', que esencialmente reduce los recursos que el cerebro dedica a los estímulos externos. Este fenómeno que implica tanto la distracción cognitiva de la interpretación auditivita de los sonidos externos, como la distracción táctil (necesaria para manipular aparatos electrónicos), han destacado como una importante causa emergente de accidentes de tráfico", recuerdan el director del ensayo.
Pese a que los autores reconocen que su trabajo tiene algunas limitaciones, los científicos insisten en que el "uso de móviles y reproductores MP3 está aumentando. Los riesgos planteados por su empleo en conductores están bien documentados, pero se sabe poco de su relación con los incidentes en peatones. Por eso es importante llevar a cabo más estudios con el fin de delimitar qué poblaciones tienen más riesgo de sufrir lesiones o de morir por culpa de usar cascos por la calle".
Se suma a este consejo el que "los pediatras y los padres adviertan a los adolescentes de este riesgo potencial y que la gente sea consciente cuando usa los auriculares de tener en cuenta el medio ambiente y bajar el volumen de sus dispositivos".
elmundo.es