martes, 24 de mayo de 2011

DISFUNCION ERECTIL: Una pastilla al día para estar siempre 'listo'

Una pareja en la playa. | Efe | Kai Rosterlin.


A los pacientes con disfunción eréctil les ha cambiado la vida. Lejos quedan los días de gloria en los que tenían que planear sus encuentros amorosos y tomarse el tratamiento momentos antes para lograr una relación plena. La llegada a las farmacias de la pastilla diaria (Tadalafilo 5 mg) ha devuelto la espontaneidad a su vida sexual. Y mucho más.
Ana Puigvert, presidenta de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA), defiende que la nueva formulación también ha transformado su quehacer diario. "Se trata de un tratamiento realmente revolucionario. A la hora de la verdad, somos nosotros los que tenemos sentado enfrente al paciente que necesita resolver este problema. Los tratamientos actuales pueden resolver el problema orgánico que le impide tener una erección, pero no el componente psicológico que está detrás de una buena parte de los casos de impotencia", explica a ELMUNDO.es.
Sin embargo, insiste esta experta, "con la nueva pastilla, al separar su ingesta del efecto de erección, el paciente está perdiendo el miedo al fracaso y recuperando la confianza en sí mismo, la autoestima". Comercializada con el nombre de Cialis 5 mg diario, la nueva ficha técnica permite iniciar el tratamiento sin necesidad de que el paciente haya seguido una terapia previa con algún inhibidor de la fosfodiesterasa 5 (PDE-5). Hasta ahora, el uso diario de tadalafilo estaba indicado en pacientes con impotencia que habían respondido a un tratamiento a demanda.
Parte del espaldarazo científico de la eficacia y la seguridad del fármaco lo recogió recientemente un artículo en 'European Urology'.
El estudio constató que el 50% de los hombres que tomaron esta medicación diaria aseguró que ya no padecía disfunción eréctil en comparación con el 8% de los que consumieron un placebo.

Mejora los cuerpos cavernosos

Carlos Hernández, del servicio de Urología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, reconoce que "esta forma de tratamiento se estaba esperando. La terapia a demanda de la disfunción eréctil resta espontaneidad. Sin embargo, la dosis baja y consumida cada día, además de proporcionar libertad en las relaciones sexuales, recupera la función arterial y mejora los cuerpos cavernosos. De esta forma, el afectado logra a corto y medio plazo tener erecciones".
La doctora Puigvert apunta que "muchos de los pacientes que la consumen aseguran tener erecciones espontáneas a lo largo del día y también al levantarse, algo muy propio de los varones".
Pese a todas sus ventajas y a pesar, también, de su seguridad (no se han descrito efectos adversos graves), su uso no está muy extendido.
"No es lo mismo el coste económico de una pastilla cada dos semanas que una cada día", aclara el especialista del Gregorio Marañón. Tanto él como la doctora defienden, no obstante, que esta forma de terapia es muy aconsejable para gente joven, que tiene pareja estable y mantiene relaciones a menudo. Coinciden también en señalar la satisfacción que muestran los pacientes. "Al igual que existe una pastilla para el colesterol o para la hipertensión, ahora los afectados se pueden tomar su tratamiento a diario, un hecho que otorga normalidad al problema y evita olvidos", agrega el experto del Gregorio Marañón.
La llegada de esta forma de tratamiento ha supuesto también una buena noticia para muchos de los varones que se han sometido a intervenciones de próstata. «Ahora, a estos pacientes se les recomienda empezar con la pastilla diaria para evitar problemas de erección», apostilla el experto de Madrid.
Cada día quedan más atrás los tiempos en que los afectados de disfunción eréctil tenían que resignarse. "Han llegado nuevos fármacos, como vardenafilo, que tiene la característica de ser bucodispersable (se disuelve en la boca), por lo que su absorción es más rápida y también sus efectos, además de evita causar daños a nivel hepático", reconoce la presidenta de ASESA. Es fundamental, antes de iniciar cualquier tratamiento, que "se descarten los factores orgánicos que pueden estar detrás de la impotencia, como la diabetes o una enfermedad cardiovascular".
elmundo.es

No hay comentarios: