domingo, 29 de abril de 2012

Cómo las telenovelas han ayudado a cambiar el mundo

No es muy frecuente que se diga que las telenovelas contribuyen al bien de una sociedad. Son más conocidas por ser superficiales y adictivas que por traer cambios sociales.
Pero en todo el mundo, el género ha tenido éxito en proporcionar "entretenimiento educativo", una mezcla de servicio público y melodrama que ha cautivado a millones de televidentes.

Enseñando a coser

En 1969, la historia de una empleada doméstica que alcanza la fortuna por su habilidad con la máquina de coser creó el modelo para una revolución del entretenimiento educativo.
Simplemente María, una telenovela peruana, fue muy aclamada a lo largo de América Latina y desencadenó un aumento de la venta máquinas de coser y de gente tomando clases para utilizarlas.
La telenovela fue especialmente popular en México, donde se especuló que había tenido más audiencia que la Copa del Mundo de 1970.

Para alfabetizar adultos

El autor de guiones televisivos Miguel Sabido empezó a estudiar el fenómeno Simplemente María.
Escribió varias telenovelas populares para una cadena de televisión mexicana pero se frustró con lo vacío del contenido.
Entonces, formuló una metodología que los autores podían usar para producir series dramáticas que fuesen populares y a la vez educativas.
En 1975, la mitad de la fuerza de trabajo en México era analfabeta.
A pesar de que el gobierno había iniciado un programa de alfabetización para adultos, tuvo poco éxito.
Sabido creó una serie llamada Ven Conmigo, en la cual un hombre mayor que estudió en el programa de alfabetización, en una escena muy emotiva, lee una carta de su hija por primera vez.
Después del episodio se mencionaban los centros de distribución de unos folletos sobre alfabetización.
Unas 250.000 personas aparecieron al día siguiente para conseguir su copia, y la matrícula en el programa aumentó nueve veces en el curso de un año.

Matrimonio por amor

En 1984, Sabido fue invitado a India por la primera ministra Indira Gandhi para trabajar en la primera serie de dramas en ese país.
Creó Hum Log, una serie que trataba de grandes temas tales como la armonía entre las castas y el poder de las mujeres, con lo que captó la atención de más de 50 millones de personas.
Uno de los personajes, una niña de una familia hindú, se enamora de un detective musulmán y otro quiere casarse con una mujer de una casta más baja.
"Cualquiera que sea mayor de 20 años seguro que conoce a Hum Log," dice Sean Southey, director de PCI Media Impact, la organización con sede en Estados Unidos que trabajó con Sabido en otras series.
"En aquellos seis u ocho personajes había un conjunto de nuevos valores indios... un enfoque diferente de la casta, eliminando la idea de los Intocables. Esto era muy audaz y una hermosa visión de lo que podía ser India."
Cada episodio concluía con un mensaje del famoso actor Ashok Kumar, que alentaba a los espectadores a discutir asuntos que el programa subrayaba.
Durantes los 17 meses de transmisiones, recibió más de 400.000 cartas de jóvenes televidentes, que le pedían a convencer a sus padres de que los dejaran casarse con el hombre o la mujer de su elección.

Los derechos de las niñas

Sin embargo, la gente pobre no poseía televisores, de manera que PCI Media IMpact pronto se dio cuenta de que podía llegar a más gente por radio.
El 2002, creó un radiodrama llamado Taru, situado en el estado indio de Bihar, el que cuestionaba el trato preferencial para los niños respecto a las niñas.
Los investigadores de la serie descubrieron que las niñas en la zona rural de Bihar no celebraban sus cumpleaños y decidieron contar la historia de una chica que le pide a su familia hacer una fiesta y los convence.
Los escuchas de toda la región siguieron con avidez cómo una niña pequeña planeaba su primera fiesta de cumpleaños.
En el estudio posterior, Arvind Singhal, profesor de Comunicaciones de la Universidad de Texas, vio que por toda la región brotaban fiestas de cumpleaños para las niñas.
"Parecía una epidemia," dijo.

Tolerancia sexual

En 1989, la telenovela Eastenders transmitió su primer beso gay en la televisión británica, lo que motivó a un periódico a titular con "¡Basura!" ¡Saquen esto de nuestras pantallas!"
El actor Michael Cashman recibió un ladrillazo que le rompió una ventana. "Al segundo beso hubo pocas reacciones. Al tercero, casi nadie lo notó", dijo Cashman a un periódico británico.
Otro caso ocurrió, en 2007, en Vanuatu y Fiji, cuando un personaje homosexual apareció en las pantallas de una serie llamada Love Patrol.
La serie fue transmitida en televisión en otras islas del Pacífico, una región donde la homosexualidad está profundamente estigmatizada.
Sin embargo, Robyn Drysdale, de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, quien estudió la reacción, pudo comprobar que la gente reconocía la existencia de gente homosexual en sus comunidades y que ésta tiene derechos.
Por otra parte, varias telenovelas en África del Este han cuestionado tabúes mediante la discusión de temas sexuales.
Una serie en Sudán hablaba de la agonía de una niña que sufrió la mutilación genital femenina y los problemas que le creaba.
Entre 2004 y 20006, el tiempo de transmisión del programa, las encuestas demostraban una creciente oposición a esta práctica.
bbc.co.uk