sábado, 24 de diciembre de 2011

Milagro siete años después del tsunami




BANDA ACEH, Indonesia.- Durante casi siete años, sus padres creyeron que su hija estaba muerta. El devastador tsunami de 2004, que destrozó Indonesia, había arrancado a la pequeña "Wati", de siete años, de los brazos de su madre, y la familia nunca más supo de ella. Pero el miércoles pasado, la niña a la que se dio por muerta durante siete años fue encontrada con vida y pudo reencontrarse con sus padres para cambiar así el trágico final de esta historia.
Meri Yulanda, conocida como "Wati", había desaparecido en 2004 durante las inundaciones causadas por el tsunami que destrozó su barrio, en el distrito de Aceh Occidental, al norte de la isla indonesia de Sumatra.
Después de días de búsqueda infructuosa, sus padres se dieron por vencidos. Pero "Wati", hoy de 15 años, sobrevivió y apareció en un café de la localidad de Meulaboh, lugar al que llegó en autobús desde la capital de la provincia, Banda Aceh.
Durante los siete años de su desaparición, "Wati" fue criada por una madre soltera, que la obligó a mendigar. "Mi nieta fue obligada a mendigar hasta entrada la noche", contó su abuelo, Ibrahim. "Cuando no conseguía reunir el suficiente dinero, le pegaban", añadió.
Cuando la gente le preguntaba, "Wati" decía que buscaba a sus padres en Meulaboh, pero no conseguía recordar ni la dirección de su casa ni el nombre de sus familiares, excepto el de su abuelo Ibrahim.
Un día, a su abuelo le llegaron esas noticias, se trasladó al pueblo junto con la madre de la pequeña, que finalmente fue identificada por sus marcas de nacimiento: un lunar en la cadera y una cicatriz en la ceja.
El 26 de diciembre de 2004, un terremoto de 9,1 grados causó un tsunami que destruyó localidades costeras de una docena de naciones bañadas por el océano Indico y mató a 226.000 personas. Aceh fue la zona más afectada por el maremoto con 164.000 muertos.
lanacion.com