jueves, 22 de diciembre de 2011

Nacen en Brasil siameses unidos por el cuerpo y se genera un dilema médico y ético


SAO PAULO.- Un caso de siameses unidos por el cuerpo nacidos en el estado amazónico brasileño de Pará sorprendió a los médicos que descartaron la posibilidad de una cirugía y se enfrentan a un dilema ético sobre si retiran una de las cabezas para permitir que uno pueda sobrevivir, según informa la prensa de Brasil.
"Un atraso en la división durante la formación dentro de la madre generó a dos niños pegados", dijo la obstetra Neilda Dahas, directora asistencial de la Santa Casa de Belém, capital del estado de Pará.

Hacia allí fueron trasladados los siameses nacidos en Anajás, interior del estado de Pará.
El último parte médico indica que los bebés sienten la falta de facilidad para respirar pero por ahora descartan una cirugía.
La madre, María de Nazaré, decidió llamarlos Emanoel y Jesús. Ambos están pegados en el tórax.
"La posibilidad de separación de los cuerpos sería imposible. Son dos bebés porque tienen dos tórax, dos cabezas y dos columnas. Ellos comparten el hígado, el corazón, la pelvis y los pulmones", dijo la doctora.
Están en terapia intensiva y la madre les dio el pecho a ambos hasta la llegada al hospital de la ciudad Pará.
El gran dilema ético es saber si se puede retirar una de las cabezas. "Si están los cerebros funcionando, no sabríamos cual retirar", dijo Dahas.
Agencia ANSA
lanacion.com