domingo, 18 de diciembre de 2011

Minimalismo a los piés


Correr del modo en que lo hacemos forma parte de lo cotidiano y son pocos los que se preguntan si lo hacen bien o mal. Esos pocos, pero cada vez más, son los que reivindican los movimientos naturales y aseguran que correr descalzo fortalece los pies y, si se hace de manera correcta, ayuda a evitar las típicas lesiones.
Uno de los impulsores de esta corriente es el ultramaratonista norteamericano Jason Robillard, autor del libro The Running Barefoot (Correr descalzo), que de visita en nuestro país dio una clínica sobre los beneficios de esta técnica que no hace más que desaprender viejos hábitos, retroceder a los pasos de la infancia o viajar a nuestros antepasados.
Robillard empezó a correr descalzo, en 2005, por pura experimentación. Y fue entonces que leyó un artículo que aseguraba que fortalecía los pies. Pronto descubrió que era lo suyo: no sólo porque le pareció
divertido y le gustó la sensación de sentirse más conectado
con el terreno, sino porque advirtió que iba más rápido.
Invitado por Merrell, marca que acompaña este movimiento con el lanzamiento de Barefoot (zapatillas minimalistas), el maratonista dio clases en las que enseñó su técnica. "La marca
se acercó a mí para que revisara los calzados. Su idea fue educar a la gente para que aprendiera a cambiar la manera de correr con estas zapatillas", explicó. Respaldada por Craig Richards, médico australiano y el profesor en Biología Evolutiva, Daniel E. Lieberman, esta teoría se está convirtiendo en una tendencia mundial.

Diferencias

Zapatillas con amortiguación en el talón
  • Cuanto mayor es la amortiguación, mayor fuerza hace el cuerpo al caer.
  • Los pasos son largos (135 a 140 pasos por minuto), se cae con el talón y se salta mucho.
  • Robillard asegura que al caer sobre el talón la pierna queda recta y todo el shock se traslada hasta la rodilla, cadera y espalda. Considera que todas las lesiones provienen de ese impacto inicial, lo que causaría 700 veces más impacto que correr descalzo.
Descalzo o con calzado minimalista
  • Las zapatillas minimalistas son chatas y ofrecen la misma sensación que al estar descalzo. Al eliminar las amortiguaciones, se cae suavemente al suelo y eso ayuda a prevenir lesiones.
  • Los pasos son más cortos (180 por minuto) y no se salta tanto al correr.
  • Al caer sobre la parte central del pie y no sobre el talón, las piernas absorben el impacto.
  • La postura natural elimina lesiones de rodilla y espalda y otorga mejor sentido del equilibrio.
lanacion.com