martes, 5 de junio de 2012

Para algunos, el ejercicio puede llegar a ser malo


Puede el ejercicio ser malo para alguna gente sana? Un conocido grupo de investigadores de Estados Unidos, incluido uno que ayudó a redactar el informe científico que justifica los lineamientos nacionales que promueven el ejercicio, dice que la respuesta sería un “sí” con reservas .
Al analizar la información de seis rigurosos estudios sobre la práctica de ejercicio , que incluyeron a 1.687 personas, el grupo descubrió que cerca del 10 por ciento había empeorado de hecho en por lo menos uno de los parámetros de medición relacionados con enfermedades cardíacas: la presión arterial y los niveles de insulina, el colesterol HDL o los triglicéridos.
Alrededor del 7 por ciento empeoraron en por lo menos dos rubros. Y los investigadores dicen ignorar a qué se debe.
“Es extraño” , admite Claude Bouchard, profesor de Genética y Nutrición en el Centro de Investigaciones Biomédicas Pennington de la Universidad del Estado de Luisiana, autor del informe publicado el miércoles en la revista científica PloS One .
Michael Lauer, director de la División de Ciencias Cardiovasculares en el Instituto Nacional de la Sangre, los Pulmones y el Corazón (principal instituto federal en apoplejías e infartos), figuró entre los especialistas que no participaron del estudio pero lo aplaudió.
“Es una investigación interesante y bien hecha” , dijo.
Otros, en cambio, se preocuparon por sus consecuencias . “Hay mucha gente allá afuera a la búsqueda de alguna excusa para no hacer ejercicio”, advirtió William Haskell, profesor emérito de Medicina en el Centro de Investigaciones para Prevención Stanford.
Pero como contrapeso del 10 por ciento que empeoró al practicar ejercicio, hubo aproximadamente un porcentaje idéntico que obtuvo una respuesta exageradamente buena en por lo menos uno de los parámetros de medición.
Los autores del estudio aconsejan de todos modos a la gente seguir haciendo ejercicio como antes, con la salvedad de que es conveniente examinar regularmente sus factores de riesgo cardíaco. No hay nada que surta el mismo efecto en todas las personas. Por eso es que no sorprende que pase lo mismo con el ejercicio físico.
clarin.com